El consumo de alimentos ultra procesados aumenta en nuestro país

El consumo de alimentos ultra procesados está en aumento. Estudios basados en encuestas nacionales de compra y alimentación han demostrado una fuerte relación entre la adquisición y consumo de alimentos ultra procesados y la disponibilidad y consumo de azúcares añadidos.

En diciembre del 2017, la revista Europea de Nutrición Clínica publicaba que el consumo de alimentos ultra procesados en España se había triplicado desde el año 1990 al 2010 representando así un aumento del 11 al 31.7%. Paralelamente, durante la duración del estudio, el aumento de azúcares añadidos, a expensas de este tipo de alimentos, pasó del 8.4 al 13%, muy por encima de la recomendación actual de la OMS  inferior al 10% de la energía total diaria.

Los alimentos ultra procesados representaron el 31.7% del total de las Kcal compradas, el resto calórico se distribuía de la siguiente manera: 30.4% para los alimentos no procesados o mínimamente procesados, 25.4% para los alimentos procesados y un 12.5% para los ingredientes culinarios procesados. Con esta distribución, el promedio de la dieta de los españoles era de 2.355,7Kcal y donde alimentos ultra procesados,  como productos de panadería, cereales de desayuno, snacks dulces, bebidas a base de leche, panes envasados industrialmente y refrescos eran los alimentos que mayor contribuían al aporte calórico.

El contenido promedio diario, per cápita,  de azúcares añadidos en las compras de alimentos fue de 289.2 kcal por día,  de los cuales el 80.4% derivó de alimentos ultra procesados.

El porqué de su consumo: Los alimentos ultra procesados están diseñados para promover su máximo consumo, contando de esta manera con determinadas características  organolépticas, que estimulan intensamente el apetito.

Distribución de las compras totales de alimentos según los grupos de alimentos NOVA y contenido de azúcares agregados de las compras totales de alimentos: hogares españoles de  1990 a 2010

Los alimentos y bebidas comparadas se clasificaron de acuerdo con los grupos de alimetnos NOVA en: ultra procesados, alimentos procesados, alimentos no procesados o mínimamente procesados, o ingredientes culinarios procesados.

El sistema NOVA clasifica los alimentos y los distintos tipos de alimentación según su naturaleza, finalidad y grado de procesamiento industrial, no clasificándolos así mediante el tipo de nutrientes o tipo de alimento.

Reducir el aporte de azucares añadidos así como de otras harinas refinadas, grasas poco saludables y sal, y mejorar así determinados parametros de salud,  pasa obligatoriamente por la reducción del consumo de alimentos ultra porcesados en la población española.

Consulta el estudio en: https://www.nature.com/articles/s41430-017-0039-0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *